Asesoramiento personalizado

Decidir sobre la correcta iluminación de la piscina y sus alrededores no es tarea que se deba dejar para la improvisación. Desde Ferto Piscinas estudiamos las necesidades de nuestros clientes y les asesoramos según sus gustos.

La piscina durante los meses de verano se convierte en el centro de atención de la casa. Por eso, es conveniente que se le dote de la misma importancia al apartado de «iluminación de piscina» en el proyecto de montaje y/o construcción de la misma que al resto de partidas, evitando dejarla para el final, como si su importancia fuera menor. Se trata del tipo de luces que conviene poner dentro de la piscina y sus alrededores.

Una buena iluminación de la piscina complementa el estilo y la decoración de nuestro hogar porque forma parte de la estética exterior de la casa y seguramente ocupa un espacio relevante del jardín. De ahí la importancia de elegir bien su iluminación no sólo por su utilización nocturna, sino para además crear una estética de la vivienda también de noche.

Tipos de iluminación

  • Iluminación subacuáticas: Es la iluminación por excelencia. Los focos se colocan en el interior del vaso de la piscina, quedando completamente sumergidos. Este tipo de instalaciones requiere proyectores específicos, destinados exclusivamente para este uso. Al ir sumergidos, el nivel de estanqueidad debe ser muy alto.
  • Iluminación exterior: Este tipo de focos dan ambiente al jardín y exterior de la piscina. Son ideales para las zonas de ocio del jardín. Existe una gran variedad y pueden ser controlados por un mismo modulador que sincronice el interior y exterior de la piscina.
  • Iluminación flotantes: Si queremos dar un toque alegre y original, las lámparas flotantes son la solución ideal ya que generan efectos lumínicos según el color elegido. Este tipo de luces flotan y se desplazan sobre el agua creando un juego de luces muy impactante, no van conectadas a la corriente. Funcionan con baterías (generalmente entre 12 y 24V). con una duración aproximada de 6 a 8 horas.

Tipos de luz

  • Halógenos: Son recomendables para piscinas ya construidas, donde se quiera instalar un sistema de iluminación a posteriori.
  • Incandescentes: En cuanto a su funcionamiento cabe decir que no pueden permanecer encendidas fuera del agua mucho tiempo, ya que trabajan a altas temperaturas y corren el riesgo de fundir la lámpara y el material que las cubre.
  • Proyector mixto: Los convierten en un elemento ideal de decoración, para darle el toque de color perfecto a su piscina.
  • Fibra óptica: El sistema de fibra óptica es el más puntero en el campo de la iluminación, reúne todas las características de los anteriores y además ofrece la máxima seguridad y calidad posible. Con la fibra óptica no hay ni calor ni electricidad en los cables, por lo tanto se elimina por completo el mantenimiento de las lentes fijas debajo del agua, así como el riesgo de un fallo eléctrico. Su uso es muy variado, permite tanto la iluminación exterior como el interior, así como la señalización de los escalones.
  • LEDs: La iluminación por LEDs es la más puntera seguida de la fibra óptica en el mundo de la iluminación de piscinas. Le permitirá ahorrar hasta un 90% de energía debido a su mayor eficiencia energética. A demás cuenta con una mayor vida de uso y con más prestaciones que sus predecesores.
Ir arriba