Revestimiento con Lámina Armada de PVC

Este material es especialmente interesante para la  reparación y rehabilitación de las piscinas. La lámina armada es un material que está plenamente consolidado. Es un material fabricado en PVC, en concreto lleva dos capas y entremedias una malla de poliester que refuerza el PVC; sirve para “forrar” el vaso de la piscina.

Ventajas

  • La primera es su perfecta estanqueidad, independientemente de los asentamientos que sufra la piscina (movimientos de tierra) o de si hay grietas en el hormigón o gresite.
  • Otra ventaja es que se puede soldar in situ, al soldarse sobre la propia piscina, el revestimiento queda adaptado perfectamente a la forma de cualquier piscina.
  • El PVC no se adhiere a la superficie de la piscina pegándolo con ningún tipo de cola, sino que va termosoldado capa a capa. El soldado es bastante sencillo y la instalación es muy rápida.
  • Puede instalarse sobre cualquier soporte estable: hormigón, acero, madera, ladrillo, etc siempre que la superficie sea regular. Por eso se emplea para reparar piscinas no sólo de gresite, sino también para las de liner.
  • Es un material muy resistente. Además, es un material antiadherente, característica muy útil para evitar la proliferación de algas, tan comunes en las juntas del gresite. Así no tendrás que trabajar tanto limpiando!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba